SITUACIÓN ESPECIAL POR PANDEMIA COVID-19
SITUACIÓN ESPECIAL POR PANDEMIA COVID-19 

RINCÓN DE LA NUTRICIÓN  INFANTIL

IMPORTANCIA DE LOS CEREALES EN LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

 

El cereal infantil es la opción ideal para empezar la Alimentación Complementaria gracias a que puede ser preparado con Leche Materna, dándole así, un sabor familiar que podría aceptar fácilmente.

 

¿Sabías que el cereal infantil está adicionado con calcio, zinc, vitamina A, C y D? ¡Además de que pueden aportarle hasta el 50% del hierro que necesita al día! Para ello, debe ingerirlo dos veces al día y el desayuno es el primer momento recomendable para hacerlo, pues le aportará energía de larga duración.

 

Su densidad nutrimental puede ayudar a tu bebé a recibir los nutrimentos que necesita en una pequeña porción de alimento. Los cereales en general, llámese arroz, tortilla, avena, pan, pastas, galletas, contienen hidratos de carbono que aportan energía, vitaminas y minerales necesarios para un sano desarrollo; sin embargo, es necesario que elijas cuidadosamente el cereal infantil para tu pequeño, pues debe estar fortificado con vitaminas y minerales (especialmente hierro), y no contener azúcar añadida.

 

Los niños pueden presentar episodios de crecimiento acelerados y necesitan las cantidades adecuadas de nutrimentos para lograrlo. Uno de ellos es el hierro, cuya deficiencia podría causar anemia; por esto, es importante que te asegures de ofrecerle cereal infantil fortificado.

 

Recuerda que tu pequeño debe continuar las tomas de Leche Materna, aún iniciada la Alimentación Complementaria, para asegurar que tenga una adecuada maduración de su sistema inmunológico y digestivo.

 

 

¿COMO AYUDAR A PREVENIR LA OBESIDAD EN NIÑOS DESDE EL INICIO?

  • No hay que olvidar que la prevención de la obesidad es posible desde los primeros días de vida. La leche es un alimento esencial, ya que es el primero que toma el bebé y aporta a su crecimiento grasas, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales necesarios para su crecimiento y desarrollo.
  • Los niños alimentados con leche materna, gracias a su contenido óptimo en proteínas, tienen menor riesgo de desarrollar obesidad en el futuro, ya que la leche materna contiene el contenido justo y adecuado de proteínas de buena calidad. Este tipo de lactancia sería la ideal hasta los seis meses y de manera exclusiva.
  • Cuando no se pueda o no se quiera, existen leches infantiles con contenidos bajos de proteínas, similares a la leche materna, que se ajustan a las necesidades de los más pequeños.
  • Además, a partir de los seis meses y durante todo el crecimiento del niño, es recomendable que tome como mínimo unos 500 ml de leche al día como base de un plan de alimentación equilibrado.
  • A partir del año de edad es aconsejable que el niño tome una leche adaptada a sus necesidades. La leche de vaca tiene un exceso de proteínas y por ello es recomendable darles a los niños una fórmula de crecimiento que tenga un contenido de proteínas menor y más ajustado a sus requerimientos nutricionales.

 

IMPORTANCIA DE LA VITAMINA D

La vitamina D es una vitamina liposoluble, es decir, se encuentra en las partes grasas de los alimentos. La vitamina D se forma a partir de dos precursores presentes en los alimentos (la vitamina D2 o ergocalciferol y la vitamina D3 o colecalciferol) y al exponer la piel al sol se transforman en vitamina D.

La principal función de la vitamina D en el organismo es mantener unos niveles correctos de calcio, mejorando la absorción de este mineral de los alimentos o disminuyendo su pérdida a través de la orina. La vitamina D ayuda en la formación de huesos y dientes, mantiene la actividad del corazón, el sistema nervioso y, tiene un papel relevante en la modulación de la respuesta inmune.

En general el contenido de vitamina D es escaso en los alimentos, por eso tiene tanta importancia la exposición solar. Los alimentos que contienen vitamina D que se consumen en mayor cantidad son: huevos, queso, leche y mantequilla. También encontramos vitamina D en la carne y el pescado. El cuerpo almacena grandes cantidades de vitamina D en la grasa y en el hígado.

En los dos primeros años de vida (sobre todo el primer año) es fundamental garantizar un aporte adecuado de Vitamina D mediante la suplementación de la dieta, debido en parte a una menor exposición solar en estas edades y a un a dieta menos rica en dicha vitamina los primeros meses de vida.

Nueva presencia en Internet

A partir de ahora, podrá consultar todo lo que desee acerca de  y nuestra oferta también en Internet. Esperamos su visita a nuestra página.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Paidos Unidad Integrada de Pediatría S.L.

Página web creada con 1&1 IONOS Mi Web.